ELABORAR UN PLAN ESTRATÉGICO (II)

Quienes participan en el Plan Estratégico

Continuamos lo iniciado en el post anterior  e intentaré, a partir de este artículo, comentar cómo podría abordarse un Plan Estratégico.

En primer lugar, diría que el Plan debe ser una iniciativa impulsada y supervisada por el Consejo de Administración, dado que este órgano es el responsable de la visión, los grandes objetivos y su estrategia. Cuando no exista, entonces serán la dirección general y el Comité de Dirección quienes se encarguen de ello.

Además, y en cualquier caso, es imprescindible que todos los directivos se impliquen activamente: debe procederse así porque el Plan será el principal documento de trabajo en la empresa. Esto es importante tenerlo claro.

  • Si no fuera así, no habrá Plan efectivo. Resulta una obviedad, pero he conocido bastantes casos que no han servido para nada, tanto por la falta de implicación como por no darse las condiciones mínimas.

En cuanto a la participación concreta en la elaboración del Plan Estratégico:

  • Conviene se organice una “comisión de seguimiento”, con miembros del Consejo (en su caso) y otros directivos, actuando como un grupo de trabajo que impulse lo necesario. También, estudiará los diferentes documentos que emanen del mismo, asegurará el compromiso de todos, informará de los avances y estará coordinado con el consultor externo.
  • Además, dicho consultor externo tendrá que comprobar que, como fruto de la implicación directiva, se produzca una información y traslado real de los trabajos del Plan, y sus resultados, a toda la organización.
  • También, dicho consultor propondrá qué personas deberían participar en el proceso de elaboración, en los órganos que se concreten.
  • Cuando el Plan entre en fase de implementación, dicha comisión puede seguir funcionando para evaluar el grado de cumplimiento.
  • Y, puede ser conveniente constituir, en las Fases II y IV (que se explicarán más adelante), otros grupos de trabajo donde participen representantes de las áreas de la empresa que, por su relación directa con las propuestas, convenga.

Qué no es un Plan Estratégico

Tan importante es tener claro qué es un Plan Estratégico, como lo que no es. Y, lo digo porque es bastante frecuente enterarte de que tal plan debe ser “buenísimo” porque tiene trescientas propuestas. Pues va a ser que no, porque un Plan no es un inventario de todo lo que podría hacerse, o de lo que se les haya ocurrido a las personas concretas: hay que centrarse en lo esencial.

abordar un plan estratégico

  • Y, sería inviable, porque casi ninguna, o ninguna, empresa tendrá la capacidad de abordar tal volumen de trabajo.
  • Además, las prioridades, quedarían diluidas.

Ámbito temporal de un Plan Estratégico

El proceso de elaboración puede durar de cuatro a seis meses. Es un periodo relevante porque hay mucha “tela que cortar”. Y, lo digo con claridad: no es posible hacer un plan estratégico en un mes.

Una vez elaborado el Plan Estratégico, su planificación puede abarcar actuaciones para los 3 a 4 años siguientes.

  • Hace tiempo, cuando el nivel de incertidumbre y los cambios en el entorno eran menores, había planes que podrían llegar a 6 años. Esto, hoy, es desaconsejable.
  • Y, a los 2 años quizás convenga hacer una revisión del Plan, y actualizarlo en su caso, en función del grado de cumplimiento y situaciones externas relevante que puedan afectar a la visión (lo que queramos ser y/o podamos).
  • Si el Plan se lleva a cabo con normalidad, podría darse el caso de realizar dichas revisiones periódicas y seguir así 6 ó 7 años, pero no es lo habitual, aunque no se descarte. Y, en todo caso, recomiendo realizar tres revisiones o actualizaciones como máximo. Después, volver a empezar con un nuevo Plan.
  • Y, no confundamos la actualización del Plan, que afectaría a su esencia (lo que queremos), con las modificaciones puntuales derivadas de la revisión anual del cumplimiento respecto la planificación.

Metodología recomendada

Para elaborar un Plan Estratégico se necesitará una metodología concreta, que deberá apoyarse en una serie de criterios generales, según se indica en el gráfico. Es decir, debe ser:

abordar el plan estratégico

  • El Plan ha de integrar y enfocar toda la organización hacia un objetivo común; tiene que ser integral (la empresa y sus actividades, en su conjunto); debe ilusionar y motivar; y ha de ser realista (se basará en las posibilidades que tenga la empresa, no en vanas ilusiones) y por tanto será aplicable.

Explicaré la metodología que planteo, pero sin hacerlo de forma exhaustiva (por motivos prácticos). Así, aportaré nociones básicas a partir de lo que he aplicado en numerosas ocasiones y donde destacaría lo siguiente:

  •  es necesario elaborar un diagnóstico sobre cómo estamos y a qué podemos aspirar; hay que clarificar la visión y la misión; debe formularse la estrategia; y, en definitiva, disponer de una hoja de ruta plurianual, cuyo resumen sería el conjunto de decisiones a tomar.
  • la revisión y reformulación del negocio, en su caso, será una de las consecuencias de todo el trabajo.
  • y, como decía Peter Drucker «dirigir no es resolver problemas sino aprovechar oportunidades». El Plan debería tener esa orientación, identificándolas en términos de prioridades estratégicas.

Todos los trabajos concretos del Plan Estratégico se realizarían en cuatro fases.

Plan Estratégico

Lo dejo aquí. Seguiremos en el próximo artículo explicando las distintas fases.

Saludos cordiales a todas y todos.

@dirigirunapyme

Copyright © 2024 por F. Javier Díaz. Todos los derechos reservados.

Igual le Interesa

fases de un plan estratégico

FASES DE UN PLAN ESTRATÉGICO (y, III)

Fases de un Plan Estratégico Acabé el post anterior haciendo referencia a las fases del …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *