LIDERAZGO y VISIÓN: IMPORTANCIA EN LAS EMPRESAS

¿Por qué es importante el liderazgo? ¿Un líder tiene que ser visionario? ¿Qué es la visión? ¿Cual es «mi papel» en la empresa?. Son cuestiones que se comentan a veces y no siempre en sus justos términos. En mi opinión, liderazgo y visión son las dos caras de una misma moneda, y gran parte de las soluciones para muchos problemas que vivimos en estos años convulsos.

Empecemos por la visión (en otro artículo hablaremos de la Misión): es lo que queremos (a largo plazo), porque lo tenemos claro y es viable. Representa el camino a seguir y su dirección, y deberá concretarse por escrito dada su importancia. Trabajar sin más, careciendo de la perspectiva sobre qué queremos, es -sinceramente- tener el tiempo ocupado y poco más.

vision macdonals españaEjemplos de visión. Google: ser el motor de búsqueda con más prestigio e importante del mundo, además de ser un servicio gratuito y muy fácil de utilizar, que presente resultados relevantes de forma muy rápida (resumen del autor, a partir de fuentes de la empresa). Y, en el cuadro adjunto se resume lo relativo a McDonal’s España.

Visión y «visionario» no es lo mismo, aunque comparten muchos elementos. Visionario es aquél que tiene la capacidad de adelantarse y prever qué pasará, qué cambios serán revolucionarios, etc. Pero -¡ojo!- no debemos confundirlo con la imaginación ni la simple intuición: es un proceso de síntesis intelectual y cultural, al que llegan muy pocas personas (quizás < de 1 cada 10 millones). Un caso claro de visionario sería Steve Jobs.

Liderazgo. Es una capacidad que tienen algunas personas (el 1 % o menos), consistente en saber qué debe hacerse, marcar el camino y lograr le sigan. Es decir, no sólo ha de tener clara la visión, sino -además- cohesionar y enfocar todo el equipo hacia y en torno a un proyecto u objetivo, que habitualmente también supondrá un cierto cambio cultural en la empresa o entidad.

Un líder lo será si consigue que todos entiendan y trabajen para alcanzar lo indicado, superando los obstáculos que impidan el cambio, y que esta situación permanezca en el tiempo (sostenibilidad). Si no es así, puede ser un buen coordinador o incluso motivador, pero se quedará a medio camino.

Ejemplo de líder: Diego Pablo Simeone (el «Cholo»), entrenador del Atlético de Madrid.

¿Cómo diferenciar a un auténtico líder de otra persona (que incluso sea buen comunicador, se lleve bien con todos y/o sea apreciado y reconocido)? Aporto dos «pruebas del algodón»: deberá tener clara la visión y disponer de determinación. Puede haber personas con una u otra capacidad, pero sin las dos no habrá liderazgo.

Pero … hay más. Un auténtico líder no se quedará en repartir trabajos concretos: procurará que sus colaboradores asuman responsabilidades, delegándolas. Esto es esencial, sobre todo en las pymes.

¿Por qué cierra una empresa? Quizás, lo que me he permitido plantear tendría mucho que ver.

Pero, ¿pueden los pequeños negocios disponer de liderazgo y visión? Respondo con mi experiencia: sí, aunque no siempre (ocurriría en el 50 % de los casos). Y, aquí radica otra clave, pues no basta con tener una «buena idea de negocio»: hay que hacerla viable, lo cual dependerá en gran medida de la visión y el liderazgo. Está muy bien que uno de los signos de estos tiempos sea fomentar el espíritu emprendedor, pero no debe olvidarse lo esencial (lo que natura non da, Salamanca non presta!).

Y, hay un mantra (entre otros) al que querría referirme, cuando se dice que el «líder debe ser sobre todo un gestor«. Lo mismo ocurre (lo escuchamos con demasiada frecuencia) con los políticos: dicen que son gestores. Pues no, en un caso y el otro: el líder  debe ser primero lider, aunque con unas adecuadas capacidades de gestión, pero un gestor no tiene por qué ser un líder; y, el político ¡¡¡¡debe hacer política!!!! (algunos también gestionarán, si sirven para ello). ¡Qué pocos líderes tenemos entre la clase política!.

FLECHASin liderazgo y visión la empresa, o un proyecto, antes o después dejará de ser sostenible, y menos en situaciones de crisis; y al revés: liderazgo y visión para salir adelante, lo cual facilitará concretar los objetivos y la estrategia competitiva precisa, así como el compromiso de todos para facilitar un despliegue estratégico eficaz. No es fácil, pero tampoco imposible; y los propietarios de las empresas tienen aquí una importante responsabilidad: asegurar que dicho binomio esté asegurado.

Está claro que una organización dirigida por una persona que no esté capacitada para ello, soportará muchos errores y no sabrá aprovechar casi ninguna oportunidad.

Y, acabo con un error habitual: usar indebidamente el término «lider (o liderar)». Un ejemplo: una entidad que «lideraba una misión comercial a tal país». Confundir organizar (el viaje) con liderar, tiene mérito.

Saludos cordiales a todas y todos.

Copyright © 2016 por F. Javier Díaz. Todos los derechos reservados
Post publicado en www.podemossercompetitivos.com.

Igual le Interesa

el mundo pyme

EL MUNDO PYME ES APASIONANTE (I)

El Mundo Pyme, es decir las circunstancias y características de las pequeñas y medianas empresas, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.