OBJETIVOS PARA EL NUEVO AÑO

Siempre que abordemos los objetivos de un nuevo ejercicio (2023 en este caso), lo primero que deberíamos analizar es el grado de cumplimiento del anterior.

Conviene, por tanto, realizar una evaluación sincera y objetiva de lo ocurrido en 2022. Si hubiéramos logrado un 80 % de lo previsto, podremos sentirnos poco satisfechos. Un 90 % significaría cumplir a medias.

Sólo con un 95 % o más indicará que hemos tenido un buen año.

objetivos

Quiero en este punto recordar lo que escribí hace algún tiempo, al respecto: concretar objetivos no es confirmar nuestros «anhelos o lo que nos gustaría», sino establecer una directriz vinculante para el periodo que empieza. Me refiero, ahora, al ámbito de la empresa y/o la actividad profesional.

Y, resaltaría que los objetivos deben contar con cuatro ingredientes básicos: son un reto, un compromiso (tanto personal como de toda la organización), serán ambiciosos pero realizables, y necesitarán ilusionar.

Sin dichos aspectos los objetivos estarían vacíos de contenido y se convertirán en meros buenos deseos, como les pasa a muchos políticos que elaboran sus cartas a los Reyes Magos.

Todo lo vivido en 2022 seguro que condicionará los nuevos objetivos, e implicará clarificar en qué paradigma nos vamos a mover, y hasta qué punto lo que ha sucedido ha influido en nuestra vida.

Posiblemente estemos hablando de cómo convivir con un elevado nivel de incertidumbre, estableciendo diversos escenarios, adaptarnos a un contexto con elevada inflación, y en qué deberemos cambiar para que el salto tecnológico no nos arrolle.

Lo indicado, obviamente, puede llevarnos también, en su caso, a revisar el concepto de negocio (diferenciación, volumen, segmentos, forma de trabajar, etc). Todo ello sin olvidar las profundas modificaciones que están produciéndose en el comportamiento del cliente

Elegir bien los objetivos (concentrando esfuerzos) es clave: no sirve de nada hacer una lista exhaustiva de todo. Además, será esencial tener claro cuando los revisaremos (sugiero hacerlo mensualmente, con mayor profundidad una vez al trimestre, y hacer un parón más detenido a mitad de año).

Y, los objetivos han ser compartidos con toda nuestra organización. Incluso, los principales directivos tendrán que intervenir en su elaboración.

Además, en estos momentos es clave conocer cuál es nuestro estado de ánimo, que ha de ser sólido, y si no fuera el caso hemos de abordar urgentes soluciones (como descansar, si lo precisáramos).

En resumen, contar con una relación de objetivos, que son compromisos cualitativos y cuantitativos, y que incluyan puntos de mejora para cada área o departamento concreto de la empresa (variables de marketing mix para el área de marketing, productividad en operaciones, etc).

objetivos

Objetivos que puedan lograrse, con esfuerzo. Plantear metas inalcanzables no es racional.

¿Cuántos objetivos? A nivel corporativo uno o dos, en términos competitivos dos o tres, y uno o dos por área. Todos, relacionados entre sí, de tal forma que los primeros se desplieguen con los siguientes.

Y, siempre todo por escrito: los buenos deseos y/o impresiones se los lleva en viento.

Y, termino con la piedra angular en la mayoría de las pymes: la capacidad de competir descansa en sus recursos humanos (RR.HH), fuente de ventaja competitiva. ¿Cuál será nuestra política al respecto, y su gestión? Ahí lo dejo.

Esperemos que 2023 lo recordemos porque los objetivos supongan un impulso renovado, en el ámbito estratégico, y entendamos que dirigir por objetivos (DPO) es un enfoque metodológico práctico y conveniente.

No olvidemos, en definitiva, que el Director General (y todo el equipo directivo), han de demostrar día a día su capacidad de liderazgo, y qué mejor manifestación que concretando y cumpliendo los objetivos previstos.

Os deseo un buen Nuevo Año.

Saludos cordiales a todas y todos.

@dirigirunapyme

Copyright © 2022 por F. Javier Díaz. Todos los derechos reservados.

 

 

Igual le Interesa

DPO

DPO (DIRIGIR POR OBJETIVOS) (y, II)

Continuamos lo iniciado en el post anterior sobre la DPO (dirigir por objetivos). En este artículo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *